Categories : Ministry News

 

Picture12

La Iglesia del Mensajero Adventista tuvo el privilegio de cuidar y cumplir con los residentes de un hogar para ancianos local. A través de oraciones, apoyo, y tan sólo compartiendo el amor de Cristo, tuvimos la maravillosa oportunidad de llegar a aquellos que están en necesidad del evangelio. Todos, incluyendo a las personas de edad, tiene el derecho de saber que Dios los ama. Dios no los ha abandonado como tampoco lo ha hecho con nosotros. Oremos para que el Espíritu Santo pueda bendecir el corazón de cada alma que nos hemos encontrado en el camino.

picture 13

Hecho ya todo lo que puede hacerse para ayudar al pobre a satisfacer sus necesidades, quedan aún las viudas y los huérfanos, los ancianos, los desvalidos y los enfermos, quienes requieren también simpatía y cuidados. No hay que desatenderlos jamás. Dios los encomienda a la misericordia, al amor y al tierno cuidado de todos los que él ha establecido por sus mayordomos.” (Ministerio de Curación, p. 201)

400 total views, 1 views today